SALVAGUARDIA del PATRIMONIO Cultural, Social, Arquitectonico de CASAS DE MADERA EN CUBA

Sauvegarde du Patrimoine Culturel, Social et Architectural des Maisons en Bois de Cuba

Sauvegarde du Patrimoine Culturel, Social et Architectural des Maisons en Bois de Cuba

AIDEZ CAMAHA

Sauvegardez le patrimoine des maisons en bois et leurs habitants

Oui, je soutiens l'association Camaha

Pour permettre aux projets en cours d'aboutir au plus vite


Je fais un don  -  J'adhère à l'association

Camaha en Cuba
Martes 21 de Septiembre de 2010 10:00


CAMAHA, asociación francesa fundada por Pierre Hervé el 2 de diciembre de 2009, con el objetivo de salvaguardar el patrimonio de casas de madera en Cuba, se encuentra enfrascada en estos momentos en la elaboración de su primer proyecto. Se trata de una casa construida completamente en madera y que consta de dos niveles: “La Casa de la Estación de Cristina”, o “Ferrer Nº 22”, nombre bajo el cual también se le conoce debido a la dirección en que se encuentra emplazada. El origen de la edificación se remonta a principios del siglo XX y se encuentra estrechamente vinculado al desarrollo de la Empresa del Ferrocarril del Oeste cuya principal estación era la de Cristina. Según se estima, la obra fue concebida hacia el año 1903 y en ella radicaba el empleado encargado de expedir las órdenes de vía.

La casa de la Estación de Cristina

Así se mantuvo hasta la década del 70, momento en el cual se decide trasladar esta función hacia otro establecimiento. El inmueble permaneció cerrado entonces hasta los años 90, cuando se decide utilizarlo como local de reuniones del sindicato de trabajadores de la Empresa de Locomotoras de Cuba. Ya en el año 2000, la empresa decidió entregar la instalación a uno de sus empleados, Daniel Brunet Hastings, residente del inmueble con su esposa e hijos, quien se desempeña actualmente como maquinista del tren Nº 1 de la ruta Habana- Santiago. Debido a los detalles arquitectónicos únicos que posee, la edificación constituye un ejemplar único dentro del conjunto arquitectónico del patrimonio de la Habana Vieja.

Actualmente, incluso si aún conserva su diseño e imagen original, la casa se encuentra bastante deteriorada debido al paso del tiempo y a la falta de mantenimiento Sus habitantes han realizado algunas intervenciones para garantizar su seguridad y mejorar las condiciones de habitabilidad del inmueble. Sin embargo, al no poseer grandes recursos, las soluciones son bastante limitadas desde el punto de vista estético y ambiental.

CAMAHA ha comenzado a actuar por la realización de una convención con la Oficina del Historiador de la Ciudad de la Habana, acuerdo que permitirá que se pongan en marcha los trabajos de restauración producto de la colaboración entre las dos entidades y para el bien de la familia Brunet y del patrimonio de la Ciudad de la Habana. En próximas ediciones, nuestros lectores tendrán noticias de la evolución del proyecto.

La familia Brunet

Vista 3D de la casa