SALVAGUARDIA del PATRIMONIO Cultural, Social, Arquitectonico de CASAS DE MADERA EN CUBA

Sauvegarde du Patrimoine Culturel, Social et Architectural des Maisons en Bois de Cuba

Sauvegarde du Patrimoine Culturel, Social et Architectural des Maisons en Bois de Cuba

PDF Imprimir
Escrito por Bruno Panis   
Domingo 28 de Noviembre de 2010 12:31

1er albergue (shelter) con Aurélie y Serge

Léogane, 28 de noviembre de 2010

El taller de pretransformación de las facilidades temporales (shelters) de 18 m2 en Léogane está funcionando desde el mes de agosto. Se inició la producción de 5 albergues por día con:

  • 7 carpinteros en los bancos de ensamblaje con la ayuda de 7 obreros, más un jefe de taller.
  • 4 operarios, un peón y un jefe de taller en el flujo de la madera.
  • Algunos obreros en abastecimiento.
  • Un responsable del empaquetamiento de los kits. En total unas veinte personas.
  • Jefes de brigada, jefes de obra

La producción pasó muy rápidamente a 10 albergues por día, y posteriormente a 13. Después de un pequeño curso para los jefes de brigada escogidos para la instalación de los albergues, se formaron en izaje 13 brigadas de trabajo. La implantación de obras se hace mediante movilizadores encargados de identificar a los beneficiarios, responsables de excavar los cimientos de sus casas.

Taller: Área de producción

Las brigadas de carpinteros llegan justo después de la entrega de los kits in situ. Montan las estructuras de madera, funden los cimientos, montan las chapas y fijan las lonas que sirven de revestimiento en un primer momento. Esto en espera de que los beneficiarios inviertan en otro tipo de rellenado de los muros.

A su cargo está también el corte y el montaje de las puertas y ventanas, que se les entregan en kits de madera contrachapada y ferretería.

Con la presión de los financiadores, fue necesario aumentar la producción. Ha de señalarse que la operación tenía unos 8 meses de retraso de acuerdo al plan presentado por ACTED.

Esto se solucionó con al aporte de 7 atornilladores más que fueron puestos en manos de los obreros carpinteros. Sus únicas tareas hasta entonces eran alcanzar los materiales entre otras y estuvieron muy contentos de acceder a una plaza con más responsabilidades.

Matemáticamente, la producción diaria pasó de 13 a 26 albergues por día, sin que esto significara sobrecargar al personal, aunque sí el espacio del taller y el almacén.

Taller: Área de ensamblaje

También fue necesario aumentar las brigadas en el terreno que pasaron de 13 a 26 albergues por montar cada día. Hubo muchos problemas logísticos pero valió la pena.

La población está muy contenta de recibir estos albergues que, a pesar de todo, están muy bien diseñados y construidos, con respecto a muchas otras construcciones de ese tipo que podemos ver en muchos lugares en Haití.

Los Objetivos alcanzados en la cooperación CAMAHA/ACTED en la misión Léogane, muestran su perennidad durante esta prueba.

Es necesario señalar que nos enfrentamos a dificultades de abastecimiento, entre otras del tipo logístico, como por supuesto la falta de personal cualificado en puestos clave…

Bruno Panis
Jefe de misión de “Camaha por Haití”